Enriquecimiento ilegitimó o sin justo motivo
Logotipo - Rigoberto Paredes Abogados Bolivia - Law Firm

Enriquecimiento ilegitimó o sin justo motivo

Autor: Rigoberto Paredes Ayllón

El enriquecimiento ilegitimó o sin justo motivo es también conocido en la doctrina como el enriquecimiento sin causa. Este instituto jurídico no ha tenido mayor evolución jurisprudencial en Bolivia, por ello, pasa por ser inadecuadamente aplicado, incomprendido e incluso obviado u omitido por los actores del sistema judicial boliviano.  En este artículo vamos a realizar algunas referencias y precisiones que ayudaran a comprender mejor esta figura legal.  

El artículo 961 del Código Civil Boliviano establece que quien, sin justo motivo, se enriquece en detrimento de otro está obligado, en proporción a su enriquecimiento, a indemnizar a este por la correspondiente disminución patrimonial. De la lectura de esta Norma podemos Resaltar los siguientes elementos que el legislador boliviano ha previsto para la comisión de esta institución de enriquecimiento sin justo motivo, a saber:

  1. Falta o ausencia de causa o motivo justo;
  2. Un individuo favorecido cuyo patrimonio se incrementa injustamente; y
  3. Un individuo perjudicado cuyo patrimonio decrece.

Enriquecimiento ilegítimo

El enriquecimiento sin justa causa en la doctrina y la jurisprudencia

El tratadista Raúl Romero Sandoval, en su libro Derecho de Obligaciones, cita a la jurisprudencia francesa haciendo mención de ciertos requisitos exigibles para que exista un enriquecimiento sin justa causa, entre los cuales podemos mencionar el hecho de que el empobrecido no debe haber incurrido en ninguna culpa que le pueda ser cuestionable, ni ha tenido que haber obrado en su propio interés. Así mismo, el Enriquecimiento no debe tener una causa legítima o una fuente regular de obligaciones.(…) Se puede considerar que existe una causa legítima o fuente regular cuando la misma resulta de un acto jurídico válido, ya sea por la aplicación de una regla legal o consuetudinaria.  

En este orden de ideas, el enriquecimiento sin justa causa se refiere a la obtención de un beneficio económico por parte de una persona a costa del empobrecimiento del patrimonio de otra persona. Así pues, la doctrina y la jurisprudencia han tenido en cuenta esta institución como una fuente importante de obligaciones, y se analiza con frecuencia como un cuasicontrato. Es decir, hechos voluntarios, no convencionales, lícitos, que generan obligaciones. 

Fortaleciendo la aproximación del cuasicontrato, la jurisprudencia española ha determinado que no se considerará enriquecimiento injusto cuando, entre las partes, exista una relación contractual que no ha sido invalidada. En ese entendido, la idea de que este instituto se aplica estrictamente a asuntos no vinculados a contratos previos es robusta, pues incluso en la doctrina boliviana, el tratadista Carlos Morales Guillén aludiendo a la denominación doctrinal de este instituto, explica que llamarlo enriquecimiento “sin causa” tiene lógica, porque la causa en sí misma tiene más sentido y más aplicación como fuente de obligaciones, que como, requisito constitutivo del contrato

Ejemplo de enriquecimiento ilegítimo o sin justa causa

Para ilustrar mejor la compresión del enriquecimiento ilegítimo en los términos del artículo 961 del Código Civil boliviano, vamos a citar el siguiente ejemplo: 

  • Un individuo “B” se ve beneficiado por un aluvión o corriente de agua y barro que por la fuerza de la gravedad traslada materiales de construcción a la propiedad del individuo “A”. El individuo “B” no ha realizado acción alguna para adquirir legítimamente esos materiales de construcción. 

En este caso, el enriquecimiento sin causa se da porque existe un desplazamiento de valores o materiales de construcción por parte de  “A” en favor de “B” de manera tal de que “A” se empobrece y “B” se enriquece. El enriquecimiento de “B” no esta justificado por una operación jurídica o por la ley, lo cual automáticamente le da a “A” el derecho de entablar un juicio de enriquecimiento sin causa a “B” si es que este no quiere devolverle los materiales de construcción. 

Si deseas conversar con un abogado especializado en casos de Enriquecimiento ilegítimo o sin causa, comunícate con uno de nuestros especialistas.  

Compartir...
   Retornar   
Contactar